Tu socio para la constitución de sociedades en Andorra

Andorra limitará las tasas de intercambio por pago con tarjeta de crédito

Andorra limitará las tasas de intercambio por pago con tarjeta de crédito

El Gobierno de Andorra lleva a trámite una propuesta de ley para limitar un porcentaje máximo sobre las comisiones de pago con tarjeta de crédito. La Ley de tasas de intercambio de pago con tarjeta unificará las comisiones bancarias de las operaciones que se realizan en territorio andorrano y permitirá abaratar costes al comercio, tanto online como offline.


Tabla de contenidos:

    1. Ley de tasas de intercambio sobre los pagos con tarjeta

      Limitar las comisiones aplicadas en los pagos con tarjetas de crédito

      ¿Qué son las tasas de intercambio?

      Una medida que ayudará al comercio

      Crecimiento del comercio electrónico

      Una economía diversificada e innovadora


Ley para limitar las tasas de intercambio sobre los pagos con tarjeta

El pasado mes de mayo, se aprobó un proyecto de ley que regulará y unificará las comisiones bancarias sobre las operaciones de pago con tarjeta en territorio andorrano. Actualmente los bancos y otros prestadores de servicios de pago pueden aplicar el porcentaje de comisión que cada operador considere oportuno a los comercios y otros servicios que utilizan este método de pago entre sus clientes y usuarios.  El objetivo de este proyecto de ley es limitar a un porcentaje máximo las tasas de intercambio para que todas las operaciones tengan el mismo coste por tipo de tarjeta y que además sea más económico. Actualmente, estas tasas están entre el 1% y el 2% y lo que se busca es unificar una tasa común del 0,2% para operaciones con tarjetas de débito y del 0,3% para las realizadas con tarjetas de crédito. Este coste repercute en los gastos que tienen que asumir los comercios, que se calcula que con este cambio podrían reducirse hasta un 22%.

Limitar las comisiones aplicadas en los pagos con tarjeta

La Ley de tasas de intercambio sobre los pagos con tarjeta entrará en vigor el 1 de noviembre para que los operadores tengan un margen de seis meses para adecuar sus sistemas a los nuevos requisitos. Abarcará todas las operaciones con tarjetas de crédito o débito en terminales físicos, en línea o con móvil en las que tanto el proveedor de servicios de pago como el punto de venta estén situados en Andorra. El porcentaje que se ha determinado es el mismo que el del Reglamento de la Unión Europea 2015/751, de aplicación en el Espacio Económico Europeo.

Además, quedan fuera de esta ley las tarjetas que no hayan sido emitidas en Andorra y el Espacio Económico Europeo. Tampoco se aplica a otras operaciones como las efectuadas con tarjetas de empresa o las retiradas en efectivo desde un cajero o desde la ventanilla de un operador.

¿Qué son las tasas de intercambio?

Son comisiones que pagan los bancos de Andorra a las operadoras emisoras de tarjetas de crédito por cada operación que se realiza con este método de pago. Los bancos trasladan este coste a los comercios y negocios que cobran con tarjeta de crédito o de débito. Estas tasas pueden encarecer el precio final del producto al consumidor en general y no solo a los usuarios de tarjetas, ya que los comerciantes suelen imputarlas, como el resto de costes, a sus bienes y servicios.

Una medida que, sobre todo, ayudará al comercio

La limitación del porcentaje de tasas en las operaciones de pago realizadas con tarjeta, aspira a que el comercio de Andorra pueda mantener su competitividad y ofrecer precios atractivos.

El Gobierno ha impulsado esta medida para ayudar a los negocios a hacer frente a la crisis derivada de la COVID-19, para que puedan ahorrarse esta parte de costes, que pueden llegar a ser de hasta un 22%. La ley se aplicará a partir del 1 de noviembre, coincidiendo con el inicio de la temporada de esquí, época que está considerada como alta y en la que llegan el mayor número de turistas al país para esquiar y hacer turismo de compras, entre otros.

Crecimiento del comercio electrónico

Esta medida también ayudará al comercio electrónico, donde la gran mayoría de pagos se efectúan con tarjeta de crédito. Recordemos que el e-commerce ha crecido significativamente en este último año y medio a causa de la pandemia. Solo en Europa las compras online han crecido un 27% en 2020 y el e-commerce ha sido de los pocos sectores que ha crecido este año. En España ha aumentado un 53% y ha facturado 53.000 millones de euros frente a los 20.000 millones del 2019. Otro dato que cabe destacar es que el 61% de las compras se han realizado fuera del territorio español, según la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).

Con el aumento que supone el e-commerce, Andorra no se puede quedar atrás con unos costes desproporcionados que solo incrementan el precio del producto final.

Una economía diversificada e innovadora

Andorra está aplicando medidas como esta para ayudar al tejido empresarial establecido en el país. Pero también con el objetivo de construir un país competitivo y con costes asequibles para atraer a nuevos sectores y mercados que ayuden a diversificar la economía. Estas y otras medidas se enmarcan en el plan estratégico Horitzó 23: el plan económico con el que Andorra afronta el reto de reponerse a la COVID-19, presentado el año pasado y al que dedicábamos un artículo en nuestro blog.

Una de las acciones destacadas de este programa es la de crear medidas que favorezcan la creación de negocios digitales y de e-commerce para que inversores del sector tecnológico se sientan atraídos por invertir y vivir en Andorra. Otro punto importante del plan, es simplificar las gestiones para crear una nueva empresa o digitalizar los trámites administrativos. En este sentido, han nacido nuevos portales informáticos que permiten hacer la declaración de algunos impuestos en línea. Gracias a la buena acogida ya está previsto que sigan con otros tributos. Te lo contábamos todo aquí.

En definitiva, la ley para limitar las tasas de intercambio sobre los pagos con tarjeta, que entrará en vigor el 1 de noviembre de este año, unificará el porcentaje de aplicación por cada operación realizada con este método de pago. Además, reducirá una parte de los costes que asumen los negocios andorranos por cobrar con tarjeta de crédito, que debería verse reflejada en el precio final de los productos. Así mismo, Andorra sigue trabajando para adaptarse a los nuevos tiempos y ser un país competitivo y atractivo para establecerse.