Tu socio para la constitución de sociedades en Andorra

El nuevo acuerdo internacional sobre el Impuesto de Sociedades no afectará a Andorra

El nuevo acuerdo internacional sobre el Impuesto de Sociedades no afectará a Andorra

Llega una nueva reforma del sistema fiscal impulsada por los países del G-7. Se trata de un acuerdo internacional para mantener una tasa mínima sobre el Impuesto de Sociedades a escala global. Es un pacto que se venía buscando desde hace tiempo entre los países que forman parte del G-20 o instituciones como la OCDE y la Unión Europea. Aunque se prevé que sea una reforma que llevarán a cabo la mayoría de los estados que forman parte de estas organizaciones, no afectará  la carga impositiva de las empresas establecidas en Andorra. 


Tabla de contenidos:

    1. Igualar el tipo mínimo sobre el Impuesto de Sociedades entre países

      Evitar la competencia entre territorios

      ¿A qué tipo de empresas se dirige esta reforma fiscal?

      Una medida que no afectará a Andorra

      Invertir en Andorra

      Vivir en Andorra


Igualar el tipo mínimo sobre el Impuesto de Sociedades entre países

El pasado mes de junio, el G-7 llegó al acuerdo de imponer un impuesto sobre sociedades mínimo global. Fue ratificado en la última cumbre del G-20 de julio que tuvo lugar en Venecia y por la mayoría de los 139 países que forman parte de la OCDE. La Comisión Europea y el Consejo Europeo, que fueron invitados a la reunión del G-7, también llevaban años apelando a una nueva reforma fiscal desde la Unión Europea.

Se habla de establecer un tipo mínimo sobre el Impuesto de Sociedades del 15 % igual para todos los países, cifra propuesta por la OCDE (la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Por un lado, países como Francia, Alemania o Estados Unidos reclaman una mayor carga impositiva, sobre el 25 % mínimo. Y, por otro, nueve estados de la OCDE se oponen al cambio de fiscalidad, como Hungría y Polonia. También Irlanda, ha presentado reservas al plan final de la propuesta. Este país se beneficia de una baja fiscalidad (el impuesto de sociedades es del 12,5 %, mucho menor que la media europea que es del 21 %), gracias a la cual ha conseguido atraer grandes multinacionales internacionales.

En principio el nuevo tipo impositivo tendría que entrar en vigor en 2023, aunque hay países, como España, que se plantean implementarlo el próximo año.

Evitar la competencia entre territorios

El objetivo del impuesto mínimo sobre sociedades es acabar con la competencia entre países por atraer empresas a sus territorios gracias a las ventajas fiscales. Por este motivo, otro de los puntos del acuerdo es que las empresas graven donde venden sus servicios y productos y no donde tienen su sede física.

¿A qué tipo de empresas se dirige esta reforma fiscal?

Este cambio en el Impuesto de Sociedades va dirigido a las grandes empresas multinacionales con una facturación anual superior a 750 millones de dólares. La OCDE, que ha perseguido durante años este acuerdo entre sus socios, ve necesaria esta medida para que las multinacionales graven un mínimo y que sea el mismo en todos los países. Dadas las ventajas a las que se acogen estas compañías, por bonificaciones y exenciones acaban pagando menos del tipo de impuesto establecido en cada país. Con la reforma global, tampoco podrán buscar otros países en los que tributar sea más ventajoso.

Una medida que no afectará a Andorra

El Principado no se verá afectado por este cambio fiscal a escala global. Como comentábamos, es una reforma que va dirigida a grandes compañías que facturan más de 750 millones de dólares al año. Con lo que no corresponde al perfil de inversor y empresas que se establecen en Andorra.

Los patrimonios privados y las pequeñas y medianas empresas quedan fuera del alcance de este nuevo pacto internacional. Tampoco se verán afectados youtubers y otros profesionales liberales con actividad en el país, así que seguirán manteniendo sus ventajas fiscales. En el caso del Impuesto de Sociedades solo se tributa el 10 %, mientras que en España es del 25 % y en Francia del 28%.

Invertir en Andorra

Si te estas planteando trasladar tu residencia a Andorra para emprender o crear una nueva empresa, a pesar del nuevo acuerdo global, sigue siendo beneficioso. Una prueba de ello son las buenas cifras presentadas por Govern sobre el aumento de autorizaciones de inversión extranjera, en el curso de este año. Las ventajas fiscales y la calidad de vida son los puntos más valorados por los inversores para trasladarse a Andorra. Te lo contábamos en el artículo: ¿Qué ventajas obtiene el nuevo inversor que quiere residir en Andorra?.

No solo el Impuesto de Sociedades es más competitivo, sino que el resto de impuestos de Andorra también son más bajos que en otros países:

  • El IRPF tiene una base imponible del 10 %, solo para rentas superiores a 40.000 euros y de 24.000 € a 40.000 es del 5 %.
  • El IVA es del 4,5 %

Lo mismo pasa con las cargas que asume una empresa en Andorra:

  • Las tasas de mantenimiento rondan sobre los 850 € anuales.
  • Las cotizaciones de la Seguridad Social son del 15,5 %, mientras que en España y Francia rondan el 31 %.

Además, existen acuerdos para evitar la doble imposición con países de la Unión Europea.

Vivir en Andorra

La calidad de vida y la proximidad a España y Francia son otros puntos muy valorados por los inversores que desean establecerse en el país. Pero hay más por los que se decantan para venir a vivir a Andorra:

  • El nivel de seguridad es alto. Según Travel Risk Map, el Principado se encuentra al nivel de países como Islandia o Noruega. Esta web avalúa tres criterios: la seguridad, el riesgo médico y el nivel de accidentes de tráfico y crea con un ranking con todos los países del mundo.
  • El sistema de salud es uno de los mejor valorados del mundo.
  • El sistema educativo permite escoger entre varias opciones, las tres principales son los sistemas andorrano, español y francés. Aspectos bien valorados por los inversores que quieren trasladarse con toda la familia.
  • El territorio: Andorra cuenta con solo el 5 % del total urbanizado, así que el contacto con la naturaleza está a tocar de mano.

Por estos motivos muchos se deciden a venir a vivir a Andorra. Aunque se avecinan cambios y reformas fiscales a novel global la tendencia es que el país se mantenga y el impuesto de sociedades no se vea alterado. Si estás interesado en trasladar tu residencia, desde Advantia, te podemos ayudar con las gestiones.