Tu socio para la constitución de sociedades en Andorra

Andorra es el segundo país europeo en tasa de ocupación

Andorra es el segundo país europeo en tasa de ocupación

El departamento de estadística de Andorra presentó a finales de marzo el estudio de los principales indicadores de la estrategia Europa 2020.

Andorra es el segundo país de Europa con la tasa de ocupación más alta

Este informe revela que la tasa de ocupación de la población activa, entre 20 y 64 años, era del 84,9 % en 2019. Se trataba de la segunda más alta de Europa solo superada por Islandia con un 85,8 %. Además, este porcentaje supera casi en 10 puntos el indicador europeo, que se sitúa al 75 %.

Este estudio, que evalúa el total de la población activa, también desvela que:

  • Hay un 5,9% más de hombres ocupados que mujeres. Aunque se ha reducido la brecha entre sexos, ya que en el último período la diferencia se situaba al 7,3 %.
  • El 86,5% de la población ocupada es de nacionalidad extranjera.
  • El desempleo para personas mayores de 15 años es del 2,1%.
  • A nivel de estudios:
    • El 27,3% del total de la población activa posee estudios universitarios.
    • El 32% dispone de estudios secundarios o de bachillerato.
  • Por edades:
    • La franja de 15 a 24 años se encuentra en un 31,7% de ocupación.
    • La de 25 a 54 años en un 90,9%
    • Y la de 55 a 64 años es del 79,5%.

Desde el 2010 el Principado mantiene una media de tasa de ocupación del 86,5 % y supera los indicadores marcados por la Unión Europea.

La estrategia Europa 2020

Europa 2020 es un plan para el trabajo y el crecimiento de la Unión Europea, que monitoriza distintos objetivos que permitirán a los gobiernos tomar decisiones y aplicar políticas de cambio y mejoras. Calcula la evolución de diferentes indicadores en los años 2010, 2015 y anualmente a partir de este año. Las cuatro temáticas principales de la estrategia Europa 2020 son: la tasa de ocupación, el cambio climático, el nivel de formación y la prevención del abandono escolar y por último la pobreza y el riesgo de exclusión social.

Sostiene estos cuatro objetivos para garantizar un crecimiento inteligente e inclusivo con el menor impacto medioambiental, para fortalecer la economía europea.